¡Segundo aniversario en Montreal!


¡Segundo aniversario en Montreal!¡Segundo aniversario en Montreal! ¿Quién iba a creerlo? Ya son dos (02) años en esta maravillosa ciudad, en este maravilloso país. Dos años en los cuales hemos vivido intensamente todo lo que implica un proceso migratorio. Al volver la cara, podemos ver un largo camino recorrido, pero al mirar de frente, avizoramos un prometedor sendero, lleno de alegrías y metas alcanzadas.

Las emociones intensas del primer año han menguado, dado que ya estamos inmersos dentro de la dinámica de la ciudad. Sin embargo, nos mantenemos muy enfocados, ya que tenemos bien claro que nuestra meta no tiene final, es el camino per se.

Aunque algunas cosas pudiesen sonar repetitivas, déjennos contarles como ha sido nuestro segundo año aquí en Canadá, específicamente en Montreal. Allí les va:

  • Los amigos son la familia que escogemos. Esta frase, aunque suene trillada, tiene un significado muy especial para nosotros. La calidad de personas que hemos conocido aquí en Montreal, no tiene comparación. Cada día agradecemos al altísimo por poner en nuestro camino tanta y tanta gente, que más que amigos, ya son familia. A Uds., muchas gracias por permitirnos ser parte de su vida.
  • Cada quien cuenta la historia de cómo le fue en el circo. Esta frase también describe un poco como es la vida en Canadá. No es tan mala como dicen los profetas del desastre ni tan buena como dicen los apóstoles neocanadienses. Esta es una sociedad que premia el esfuerzo, la meritocracia. Toca trabajar para llegar a donde se quiere llegar.
  • Los canadienses son personas muy agradables. Hay sus excepciones como todo, pero por lo general, son personas afables y cordiales.
  • Estudiar en Canadá ha sido una gran experiencia. Primero, porque nos ha permitido valorar la educación de nuestro país (la cual es de primera), pero a su vez, nos ha dado un enfoque distinto en nuestra área de experticia. Sin lugar a dudas, al día de hoy, somos mejores profesionales.
  • Los quebecoises están muy orgullosos de su cultura, de su lengua. Cuando muestras un interés notorio en estas cosas, se sienten muy agradados.
  • No importa cuánto tiempo pase. Siempre se siente nostalgia por la familia y amigos dejados atrás.
  • Nunca nos hemos sentido tan seguros como en Canadá. Es increíble cómo te acostumbras a la tranquilidad, a caminar de noche sin mirar a todos lados, a sacar tu celular sin miedo, a ver un motociclista con respeto, etc.
  • Las estaciones son algo mágico. Cada una tiene su encanto y poder disfrutarlas, es un privilegio.
  • El balance sigue siendo positivo. Sin lugar a dudas lo volveríamos a hacer.

Y para seguir con la tradición de notas anteriores, vamos a nombrar lo que nos gusta, no que no tanto y lo que nos parece curioso.


Nos gusta:

  • La inmensa variedad de festivales y eventos: En todo el año, existen muchas posibilidades de esparcimiento dentro y fuera de la provincia, que hacen de cada día, una experiencia memorable.
  • La gran cantidad de parques: No importa el sector donde se viva, siempre se tendrá a la vuelta de la esquina un área verde dedicada al esparcimiento. En estos sitios se puede ver niños jugando, personas leyendo un buen libro, decenas de picnics o simplemente, gente tomando el sol. En invierno, también se puede disfrutar de los parques, ya que es común que las diferentes alcaldías instalen pistas de patinajes gratuitas para el disfrute de grandes y chicos.
  • Mascotas: en Montreal y en todo Quebec, es habitual que las personas tengan a su cargo una mascota, siendo los perros los preferidos. Es común ver a las personas paseando a sus perros.
  • Agua: Poder tomar agua directamente del grifo es algo novedoso para nosotros. Y en la ciudad, existen cientos y cientos de bebederos públicos donde se puede calmar la sed.
  • Transporte público: En nuestro país de origen era casi una utopía disfrutar del transporte público. En Montreal, es una realidad. No solo la red de autobuses que alcanza toda isla, sino la red de metro y trenes que llega a todos lados. Es una maravilla.
  • Oferta gastronómica: Por ser una ciudad con una diversidad cultural muy abierta, la cantidad de platillos de todos los rincones del planeta es abrumadora. Nos tardaríamos toda esta vida en probar todas las alternativas que ofrece la ciudad.
  • La cultura del vino: Siendo descendientes de franceses, no se podía esperar menos de los quebecoises. Son tomadores habituales de vino. Una buena botella, puede costar 12 CAD, por lo que su consumo está al alcance de todos.
  • Cerveza: la gran variedad que se encuentra en Canadá de esta bebida, se pierde de vista. Aún hoy, seguimos probando nuevos sabores, nuevas texturas, nuevas mezclas. Toda una delicia.

No nos gusta tanto:

  • Los olores corporales: Vuelve la burra al trigo. Una barra de jabón cuesta 1 CAD. El desodorante no pasa de 3 CAD. Humanamente, no existen excusas para que ciertas personas sean enemigas del aseo personal.
  • Marketing: Nos molestan las llamadas constantes de las entidades bancarias ofreciendo el oro y el moro. Siempre están a la labor de venderte cualquier servicio financiero, llegando a ser muy insistentes.
  • Cigarrillo: más que un vicio, fumar representa una moda. Y lo peor, es que los fumadores no respetan el espacio de la gente que no fuma. 
  • Marihuana: Siempre vamos a respetar el derecho de cada quien a hacer de su vida lo que quiera. Pero no entiendo lo tolerantes que son con el consumo de cannabis.  Pasa lo mismo que con el cigarrillo, les importa un pepino quien huela el humo.
  • Gente pidiendo: Con un país lleno de posibilidades, con tantas alternativas para surgir, es preocupante la cantidad de gente que pide dinero en la vía pública. Y lo peor, casi todos son canadienses.
  • Irrespeto al peatón: Aunque no es la norma, existen zonas de Montreal donde los conductores son muy impacientes con los transeúntes, llegando incluso a lanzarle los carros a los peatones en los rayados.
  • Reparación de vías: Uno podría pensar que por tratarse de un país de primer mundo, el servicio de reparación de calles y avenidas es óptimo. Nada más alejado de la realidad. Es increíble, como para reparar una cuadra, a veces se pueden tardar varios meses.

Lo curioso:

  • Nos hemos encontrado muchos canadienses a los que les encanta el español. Cuando se dan cuenta de que lo hablamos nos dicen: yo lo hablo “un poquirou”.
  • Es normal que las personas adquieran seguros de salud para sus mascotas, dado lo costoso de los servicios veterinarios.
  • Hemos visto gente que lleva a sus mascotas (gatos y perros) en cochecitos de bebé, hasta el punto que a veces uno se puede confundir y creer que se trata de un niño.
  • En el buzón de correo dejan semanalmente muchos cupones. Los mismos incluyen descuentos para todo tipo de productos y servicios.
  • Mucha gente que sale bien vestida al trabajo, por lo general lleva zapatos deportivos. Al llegar a la oficina, se los cambian por zapatos de vestir.
  • Aquí sale más barato comprar un carro que repararlo. La mano de obra es carísima, por lo que la gente literalmente prefiere botarlos antes que arreglarlos.
  • Los canadienses toman demasiado café. Los puedes ver con grandes vasos todo el día. Es por ello que las cafeterías son tan demandadas (Tim Hortons, Starbucks, Second Cup, Van Houtte, etc).
  • A más de un canadiense le hizo falta usar botas ortopédicas. Caminan muy feo, con los pies doblados.
  • Los canadienses no sienten el más mínimo atisbo de culpabilidad si eructan, o se sacan sus mucosidades en público. Incluso, hemos visto a gente usando hilo dental en el transporte público. ¡Qué asco!
  • No todas las estaciones del metro de Montreal tienen ascensor. Y en algunas estaciones, las escaleras mecánicas fallan con frecuencia.
  • Los autóctonos (o amerindios) no pagan impuestos. Es más, reciben enormes subvenciones.
  • Por un tema que aun desconocemos, la mayoría de los inmigrantes sube un poco de peso.

Esperamos que les haya gustado la nota. Quedamos atentos de sus comentarios.

À la prochaine!

Aleymina
AUTOR:Aleymina - De Valencia a Montreal©

Somos una pareja venezolana en el proceso de inmigración a Montreal, Quebec. Canadá.
Este blog es una bitácora detallada de todo nuestro proyecto de migración.


20 comentarios:

  1. Que alegría leer toda esta experiencia, ya les había escrito antes y les cuento que mi hijo menor aplicó el año pasado por Mon Projet, hace 1 mes recibió AOR. El canadiense tiene ya 8 años en Montreal y quedó en la "lotería" para apadrinarme, ayer recibió noticias, no me quedaré sola en este caos. Los admiro y mis deseos son que la paz, salud y entusiasmo siempre estén en su camino con la bendición de Dios. Les envío un gran abrazo desde NUESTRA Venezuela...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Invisible Madre! Muchas gracias por escribir!

      Todos son buenas noticias! Pronto se reunirán todos aquí en Canadá. De verdad que nos alegra mucho todas esa buenas nuevas de Ud y su familia. Se lo merecen!

      Gracias por sus buenos deseos. Estamos muy contentos de la oportunidad que recibimos de pertenecer a este hermoso país.

      Un gran abrazo!

      Eliminar
  2. De verdad como pasa el Tiempo de rápido, recuerdo apenas cuando habían llegado a la belle province.

    Nosotros apenas tenemos una semana que llegamos y de verdad que lo que comentas del tema de la seguridad es invaluable.

    Por cierto, que risa eso de que a más un canadiense le hizo falta botas ortopédicas, jajajaja.

    Saludos muchachos y que sigan los éxitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José! Gracias por escribir!

      No sabía que habían llegado! Que bueno! Seguramente nos cruzaremos por allí!

      Si, hay muchas anécdotas, cosas que son normales para los locales pero son una total novedad para nosotros. Lo más resaltante, es que ves unas mujeres que parecen ángeles de lo bellas que son, pero al verlas caminar,se te pasa todo. De verdad que la belleza no sólo es el físico.

      Un gran abrazo!

      Eliminar
  3. Has visitado alguna comunidad de las primeras naciones? Creo que la información que públicas sobre ellos no es precisa, ojalá pudieras corregirla. Los estereotipos y generalizaciones son devastadoras para cualquier comunidad. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo, ¡gracias por escribir!

      Una de las particularidades de este blog, es que tratamos de escribir cosas desde nuestra perspectiva. Si desconocemos de algo, preguntamos, investigamos; luego escribimos.

      Lamentablemente, no he visitado ninguna de las primeras naciones, aunque sería interesante.

      La única referencia que hicimos a los amerindios en esta entrada, se refería al hecho que no pagaban impuestos y recibían subvenciones. ¿Por qué nos parece curioso? Porque en nuestros países de origen no existe nada parecido.

      Hemos leído la historia de como fueron occidentalizados a la fuerza, obligando a los niños a recibir clases en inglés, prohibiendo su cultura. Esto trajo un problema social que hasta el día de hoy, arrastra Canadá.

      Con el tema de los impuestos, me enteré de la forma más sencilla. Con la experiencia. En mi primer trabajo, llegó una señora a comprar cierto artículo. Cuando voy a hacerle la factura, sacó un carnet especial diciéndome: "Soy amerindia, sin impuestos por favor" Cuando verifiqué, en efecto, hay funciones especiales en los sistemas para no cobrarles impuestos.

      Y es lógico, ellos habitaban estas tierras antes de que llegaran los colonos.

      Y con el tema de subvenciones, puedes encontrar miles de referencias en Internet. Nosotros nos basamos en la del Ministerio de Justicia de Canadá. Puedes leer más al respecto en el siguiente link:

      http://www.justice.gc.ca/fra/trans/dp-pd/sc-gc/quarter.asp?yr=20072008&q=Q4

      Y como en viña del señor hay de todo, ni me atrevería a encasillar o generalizar comportamientos. Como hemos dicho decenas de veces en este blog: "Nuestra forma de vida no es ejemplo para nadie, por eso no pretendemos juzgar como viven los demás su vida".

      Espero que los otros puntos que tocamos en esta nota, ¡si te hayan agradado!

      ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  4. Hola muchachos,
    Me encanta leerlos siempre. Gracias por compartir todas sus experiencias.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva Lisbeth,

      Tu siempre tan consecuente! Pronto estarás aquí contando tus propias historias!

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Ale, eso de los olores no los entiendo, yo creo que es algo muy de ustedes o son muy sensibles a los olores, jajaja ( digo sin animo de crear controversias ) ¿ Donde los huelen o que ? ¿ En el camion ?

    Yo de los únicos que he percibido olores son de los inches arabes ( unos que otros ) pero de los que si noto casi casi de ley son de los negritos africanos.
    Tienen un olor muy característico que aun bañados les chilla la ardilla y cuando hace ejercicio ... uff, no les chilla, les grita !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José! Gracias por escribir!

      Si, creo que tenemos el olfato muy sensible! Lo que pasa, que siendo Venezolanos, alguien que huela un poco mal es considerado casi una paria. Como cultura somos muy intolerantes en ese aspecto.

      Es por ello, que al llegar aquí, nos ha pegado mucho. No podemos generalizar, pero hay ciertos grupos que destacan sobre el resto.

      Recibe un gran abrazo!

      Eliminar
  6. Hola un gusto leer sus experiencias, me motiva a seguir luchando por alcanzar ese bello pais.

    Un saludo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hidan, Gracias por escribir!

      Las oportunidades que ofrece Canadá, son enormes. Si vienes con la disposición de trabajar duro y hacerte abrir las puertas, puede ser una experiencia muy buena.

      Muchos saludos!

      Eliminar
  7. Aleymina, te acuerdas del post donde cumplías un año y te mencioné que el tiempo pasa volando ? He aquí.
    Ya estan cada vez mas cerca de la ciudadanía, felicidades por otro año más.


    Aprovechando, necesito que me aclares algo en lo que disiento demasiado: el tema de la comida. Será una cosa personal, pero viniendo de México, yo soy muy muy muy delicagadito para la comida, es decir, exigente. Tal vez sea mi experiencia personal, pero aún después de 8 años aqui la comida, sea la que sea, no me llega al precio; y cada vez que regreso a México corroboro lo horrible y poco variada que es aquí. Y no es que yo busque comida de chef internacional, para nada, el sabor de nuestra comida mexicana es inigualable, tradicional, accesible y deliciosa, y hasta es reconocida como patrimonio no tangible de la humanidad por parte de la UNESCO. ( Hablo de la verdadera, no la imitación que hacen los paisanos aqui )

    Por todo esto se me hizo raro la mención de la comida aqui en Montreal en uno de tus puntos, aunque como dices y estoy de acuerdo contigo, cada quien platica como le va en la fería. ¿ Será que yo me paso de exigente ?

    Me dije a mi mismo, "Mimismo, ¿ me estoy perdiendo de algo que los aleymina descubrieron" ? Es por eso que te quería sugerir: que tal si haces un futuro artículo sobre ese punto que dices de tu experiencia con la comida aqui en Montreal ? ( yo estaría por sacar uno sobre la comida en México, asi pudieramos comparar experiencias ;))


    Saludos !



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dr! Gracias por tus buenos deseos.

      Yo opino igual que tú. No hay nada como los sabores de nuestra tierra. La comida venezolana es igual de variada y deliciosa, con unos sabores, con unos sazones inigualables.

      Lo que nos sorprende de aquí, que en Venezuela no hay, es la oferta gastronómica. Creo que si agarras un mapa mundi, y listas los países que lo conforman, seguramente habrá un restaurante con esa gastronomía aquí en Montreal. Eso es lo que nos asombra.

      En Venezuela, la gran mayoría de la comida, además la local, es la típica internacional (italiana, cantonesa, árabe). C'est tout! En cambio aquí....

      Pero estamos de acuerdo con respecto a lo simplón del sabor que tienen muchas cosas. Por más que me la cocinen, no he encontrado una carne que tenga el sabor de mi país (la que mas se ha acercado es la de 03 amigos).

      Recibe un abrazo!

      Eliminar
    2. Los 3 amigos !! Yo no he ido a comer ahi por que he visto malas evaluaciones.

      Bueno tu que ya estas cerca de cumplir el tercer año ( verás que rápido se pasa ) hay buenas noticias, por que al parecer regresaron los tiempos para la demanda de ciudadania ( cuando yo la solicité, tenias que cumplir 3 años de 5, luego la aumentaro a 4 años de 5 y al parecer ya la bajaron de nuevo ! )

      Te dejo este link, pero no trae referencias por lo que hay que corroborrar toda la información.
      Es bueno ir viendo todo eso con anticipación.

      Saludos

      http://magazinelatino.com/octubre-llegaron-los-cambios-esperados-en-ciudadania-e-inmigracion/

      Eliminar
    3. Amigo Dr!!

      Yo he escuchado las mismas evaluaciones que tú! Pero me llevé una grata sorpresa. Ojo, no soy el mejor catador de la comida de tu tierra, pero en ese sitio, me pareció bien (Rue St-Catherine).

      Y con respecto a la ciudadanía, es una excelente noticia. Desde ya hay que ir ahorrando para hacer el proceso, que no es nada económico!

      Un gran abrazo!

      Eliminar
  8. Hola Alex.... ya dos años...yo uno y realmente se paso como jugando... el balance siempre positivo, especialmente por mis niños que lo disfrutan al máximo... y como tu dices la clave del éxito es estudiar, estudiar y estudiar... después se acomoda todo ... saludos y felicidades!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gigi!

      ¿Ya tienen un año en Montreal? ¡Cómo pasa el de rápido!

      Ya me imagino que tus niños hablan mejor francés que tu y yo, por que es la norma!

      ¿Ya comenzaron en Maisonneuve^? Ahora la OPUS tiene descuento para TODOS los estudiantes, no importa la edad. Aprovecha esa ventaja que nosotros no tuvimos.

      Un abrazo!

      Eliminar
  9. Felicitaciones Aleymina! Y que sigan los éxitos en este interesante camino! - Anibal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Epale Anibal, que bueno saber de tí!

      Si, el camino se ha puesto mas interesante. Pero gracias a Dios, todo viento en popa.

      Ya verás que pronto estarás celebrando tu primer aniversario.

      Saludos!

      Eliminar